Get Adobe Flash player

imagen de promoción

Salario minimo 2018 (Incremento del 5.9%     El año 206 fue del 7%)  $781.242Auxilio de transporte 2018 $88.211 Total mes $869.453; EPS 4% $31.250 AFP 4% $31.250 a PAGAR $ 806.953. Inflación (variacion anual 2017 %).TRIBUTARIOS: UVT 2017 $33.156; Interes Mora DIAN Junio de 2018 28.42%.- Sanción Mínima tributaria DIAN 2018  $332,000 (10 UVT).

Los diez peores negocios de la historia

La falta de visión de unos, la poca previsión de otros, el exceso de especulación de muchos, el fraude de varios y la incapacidad de arriesgarse en algunos hicieron que ciertas personas dejaran de convertirse en millonarias.

Operación Madoff 

El negocio no tenía pierde. A fin de cuentas, al frente estaba Bernard Madoff, gurú de Wall Street. Sin embargo, todo era una trampa. Madoff buscaba a sus víctimas en reuniones de la alta sociedad.

 Ellos le confiaban su dinero, algunos millones o más, y él se ocupaba de procurar intereses increíbles, pero la promesa era un fraude: con el dinero de nuevas víctimas pagaba las ganancias de quienes le habían confiado su dinero antes. La crisis financiera de 2008 derrumbó el castillo de naipes, la estafa se reveló el 12 de diciembre pasado, cuando la tapa del Wall Street Journal hizo públicos los delitos de Madoff, denunciados por sus hijos Mark y Andrew. Madoff, ex director de la Bolsa de Valores tecnológica, el panel Nasdaq, fue arrestado y ahora cumple con una sentencia de 150 años. Como decimos por aquí, esa platica se perdió...

 

  GuayaboRuso 

Con la lupa del tiempo todos los negocios de tierras son malos para el vendedor, pues la valorización de los años hace parecer irrisoria la cifra pagada, pero ninguno como la venta de Alaska por parte de Rusia a Estados Unidos. El 30 de marzo de 1867 Rusia vendió el territorio de Alaska al Gobierno de Washington por US$7.200.000, lo que hoy en día equivaldría a casi 100 millones de billetes verdes. Esta cifra en su momento le sirvió al zar Alejandro II para solventar algunos problemas económicos en San Petersburgo, lo más curioso fue que el negocio fue considerado como bueno. Luego, al finalizar el XIX, se descubrió oro en Alaska, unas décadas después hallaron petróleo, y hoy en día el negocio ruso del 67 es considerado el peor de todos los tiempos.

  Gasto excesivo de energía

A comienzos de 2001 Enron, una de las empresas de energía más grandes de Estados Unidos, reportó ganancias por más de US$1.000 millones. Sin embargo, el 2 de diciembre de ese año se presentó en quiebra declarando deudas por más de US$30.000 millones. La quiebra dejó en la ruina a miles de sus empleados que, además de perder su trabajo, vieron desplomarse las acciones (de US$90 a US$0,42). También se hundió el fondo de pensión calculado en unos US$700 millones. Con su presencia en cerca de 40 países, el colapso de Enron repercutió negativamente en los mercados energéticos y en varias compañías que le habían otorgado créditos. En el juicio se descubrió que las ganancias de la compañía fueron menores a las declaradas entre 1997 y 2001. Lo peor es que el escándalo de Enron salpicó a la administración del presidente de Estados Unidos George Bush, pues varios de los integrantes de la cúpula del gobierno, como el propio presidente y el vicepresidente Dick Cheney, tuvieron vínculos con la empresa.

  ¿Cuánto vale Carbocol?

Por supuesto, en esta lista de pésimos negocios teníamos que meter uno local, y qué mejor que el de Carbocol. En noviembre de 2000 se vendió la participación de Colombia (equivalente al 50%) en la explotación de la mina del Cerrejón por US$383 millones. El avalúo de Carbocol, según la metodología adoptada por la banca de inversión que hizo el cálculo, debería haber sido de US$540 millones, pero el negoció se cerró un año después del avalúo y en ese momento éste se modificó adicionando una cláusula de protección de riesgo para el comprador. Lo irónico es que esos US$383 millones que recibió la nación fueron una vulgar limosna si tenemos en cuenta que a los 16 meses el dueño del restante 50%, Intercor, vendió su participación en US$1.117 millones... si quiere seguir escandalizándose, entérese de que en 2006 uno de los compradores, Glencore, vendió el 33% de la mina en US$1.700 millones, con lo que Colombia habría podido vender su 50% en US$2.575 millones. ¿Mal negocio? No, qué va...

Google dijo ¡Yahoo!

 

En el 2001, en plena crisis de las ‘puntocom’, el CEO de Yahoo, Terry Semell se vio con Larry Page y Sergey Brin, dueños de Google, para ver si el gigante compraba a esta naciente empresa con un buscador muy eficiente pero que apenas se estaba estableciendo y no era tan popular. Los creadores dijeron que Google costaba US$3 mil millones, y la cabeza de Yahoo casi se muere de la risa. 

Lo cierto es que Yahoo pudo haber adquirido a Google pero no lo hizo y hoy en día ese ‘chico’ es el mandamás de Internet y tiene un valor que se estima en US$100 mil millones, mientras el otro ‘grande’ no sabe cómo enfrentarlo.

 

Los Puntocom

A finales de los 90 se creía que la difusión de Internet iba a cambiar la economía mundial. Entre 1997 y 2001 la aparición de empresas vinculadas a esta ‘nueva economía’ fue impresionante, y el nivel de especulación fue tan alto que el 10 de marzo de 2000 el índice Nasdaq llegó al máximo de 5132.52 puntos. Las acciones de una empresa que tuviera el prefijo ‘e’ o el sufijo ‘.com’ se disparaban, pero pronto la burbuja explotó y las acciones se fueron al piso. A comienzos de 2002 ya el índice Nasdaq estaba en 1300, casi igual que en 1996, y decenas de miles de empresas ‘puntocom’ quebraron. Al respecto, es legendario el ejemplo de Terra Networks, que compró a Lycos en mayo del 2000 en US$12.500 millones y apenas cuatro años después lo vendió en US$95 millones, ni siquiera el 10% del valor que pagó.

Falta de Oido

En 1962 Dick Rowe, jefe de la división de música popular de Decca Records, recibió a un cuarteto de jovencitos que buscaba una oportunidad para grabar un disco. El productor los escuchó, hizo mala cara y ante la presencia de tres guitarristas y un baterista, los rechazó aduciendo que “esa música de guitarra está en decadencia”. El grupo respondía al nombre de The Beatles y luego, de la mano de un productor llamado, George Martin, se convertiría en el máximo exponente de la música popular del siglo XX vendiendo millones de discos. Rowe, que prefirió a un grupo que hoy nadie recuerda llamado The Tremeloes, trató de resarcirse y Decca Records firmaría un par de años después a los Rolling Stones, pero el error ya se había cometido y el destino pareció cobrárselo en 1970 cuando el grupo de Mick Jagger abandonó la firma, que hoy sólo se recuerda por la histórica falta de oído de Dick Rowe.

Quemando película

A comienzos de los 90 Kevin Costner era el hombre más poderoso de Hollywood. Su película ‘Danza con lobos’, había barrido en los premios. La crítica lo amaba, al igual que el público, pero él decidió embarrarla. En 1995 Costner estrenó ‘Waterworld’, una película que le costó US$229 millones, la segunda más cara de la historia detrás de Titanic (1997). Waterworld no alcanzó a recaudar ni el 50% de lo invertido. Lo peor es que Costner entró en mala racha y en 1997 estrenó ‘El mensajero’, una película que costó US$80 millones y apenas recaudó US$17.6 millones, pero el peor fracaso de Hollywood fue ‘Pluto Nash’, película que costó US$120 millones, y apenas recaudó en todo el mundo US$8 millones.

Llamada perdida

En un memorando interno de Western Union Telegraph Company, en 1876, escribieron lo siguiente después que Alexander Graham Bell les ofreció venderles su más reciente invento, el teléfono: “Este ‘teléfono’, tiene muchas cosas en su contra para ser considerado un medio de comunicación. El aparato no tiene ningún valor”. Ante este rechazo, Bell creó la Bell Telephone Company en Boston, y en 1892 realizó la primera conversación por vía telefónica en la historia. Antes la Western Union decidió contratar a otros dos genios de la época, Elisha Gray y Thomas Alva Edison, para hacerle competencia al hombre al que había rechazado años antes, pero fue un fracaso. La compañía de Bell se impuso, se cambió el nombre a American Telephone and Telegraph (AT&T), y se convirtió en la principal proveedora de telecomunicaciones en el mundo, mientras Western Union se olvidó de los teléfonos, y se dedicó al traslado de finanzas.

 ¡Un toro con joyas!

Merril Lynch, una famosa banca de inversión, cometió un error increíble para un banquero: prestó plata sin tener garantías. Todo comenzó cuando en el 2005 Ralph Esmerian, comerciante de joyas de Nueva York, pidió prestados 76 millones de dólares. El millonario pretendía comprar a Fred Leighton, conocida como la joyería de las estrellas. En aquel entonces Fred Leighton consistía en una tienda en Nueva York y otra en Las Vegas, pero Esmerian vislumbraba la transformación de Leighton en una marca con tiendas alrededor del mundo, tal vez por eso también se había endeudado en otras partes distintas al banco del toro de Picasso, hecho que nunca fue constatado por los banqueros que le prestaron el dinero. Lo cierto es que Esmerian tenía deudas multimillonarias con Sotheby’s y Christie’s, y en el 2007 debió declararse en banca rota. Merril Lynch se quedó con varios millones de dólares en joyas, pero no pudo recuperar los US$192 millones que, con intereses, le debía Esmerian.

 Información tomada por Masfranquicias de m2m.com.co